viernes, 16 de noviembre de 2007

presentacion

En la mitología romana Fauno es el equivalente al griego Pan Es el padre de Bona Dea ("La buena diosa", o Fauna) y Latino Fauno era también llamado Lupercus ("el que protege del lobo") por proteger el ganado, nombre realmente procedente de otra divinidad itálica, con lo que al final los dos nombres acabaron fundiéndose en Fauno Luperco.
Fauno era un rey latino, hijo de Picus y Canens Tras su muerte fue reverenciado como el dios Fatuo adorado en un bosque sagrado en las afueras de la actual Tívoli . Se le asocia con las pieles de lobo, las coronas y los cálices.

En Roma, "faunos" y "silvanos" eran lo que sátiros y silenos en Grecia, divinidades campestres menores. Del mismo modo que la personalidad de Faunus acabó por disolverse en una multitud de pequeños genios rurales, los faunos, lo mismo le ocurrió a Silvanus. Este dios que cuando la mitología griega fué introducida en Italia, acabó por identificarse con Pan, ya había empezado por tomar un aspecto múltiple. Cuando un agrimensor romano nos dice que "cada propiedad contaba con tres silvanos: uno llamado "domesticus", destinado al guarda de la casa; el segundo apodado "agrestis", que se ocupaba de los rebaños, y el tercero , "orientalis", consagrado en un claro que formaba la línea de demarcación de la propiedad con las colindantes", se comprende que este dios estaba destinado a proliferar en una multitud de diosecillos menores adaptados a todos y cada uno de los usos

1 comentario:

Amor dijo...

siempre viene bien tener un dios en casa para quitar algo de trabajo y poner:

amor

:-)